Palabras del Rector

La UPNFM, 10 aspectos que consolidan su éxito en la academia, la ciencia y la cultura

 

 

 

Dr. Hermes Alduvín Díaz Luna

De todos es conocido que la región enfrenta retos y desafíos para combatir la violencia, el crimen y la inseguridad, flagelos que limitan la creación de condiciones favorables para el desarrollo humano. En ese escenario, los organismos internacionales de financiamiento junto a los gobiernos centroamericanos coinciden en que la educación es esencial para potenciar ese desarrollo sostenible tan deseado en el istmo.

El estado actual de los sistemas educativos en la región, muestran cifras de rezago histórico en términos de acceso, cobertura y resultados de aprendizaje de los estudiantes. Los indicadores de estas variables se muestran disminuidos y no favorecen al desarrollo económico y social de la población, ya que 5.4 millones de los 9.2 millones de jóvenes entre las edades de 15 a 24 años están fuera del sistema escolar, factor que impide su inserción en el campo laboral.

En este sentido la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, toma acciones precisas, estratégicas y planificadas para cumplir así, entre otros, con los propósitos de este año, que ha sido denominado con mucho orgullo “Año Morazánico” sigue los principios filosóficos e ideales pedagógicos de Francisco Morazán Quezada. Es así, que uno de los valores más significativos que este magnánimo prócer centroamericano ha legado, es el respeto por la educación y la clara lucha por lograr los principios de cobertura y universalidad. En este escenario, planteo 10 aspectos fundamentales, cuyo tránsito por la vida institucional, nos permite seguir una línea de éxito en nuestra universidad.

 

Primer aspecto. Políticas Públicas pertinentes.

Para revertir los efectos adversos que han empañado el avance de los sistemas educativos, se requiere de políticas públicas pertinentes, tal como se concluyó en el Foro Mundial sobre la Educación, celebrado en Mayo 2015, en Incheon, Corea del Sur, cuya declaración propone como meta para el año 2030 lograr una  educación inclusiva y equitativa de calidad y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos.

En el ámbito nacional, los tomadores de decisiones del sector educativo han incluido esas aspiraciones en la Ley Fundamental de Educación y sus Reglamentos, así como en la normativa que rige el sistema de la Educación Prebásica, Básica y Media. Para el nivel Terciario estas aspiraciones se visualizan en el Plan Estratégico del Sistema de Educación Superior en general y en el Plan Estratégico Institucional de la UPNFM, en particular.

Una de las características distintivas de este nivel educativo, es la necesidad de una oferta educativa con más y mejores oportunidades de formación profesional con mayor fortaleza en lo académico y en lo científico. Se espera que los graduados de la educación superior, al finalizar el ciclo formativo, sean profesionales competentes en los diferentes campos del conocimiento, innovadores, con competencias de desarrollo humano, de tal forma que contribuyan a impulsar el mundo productivo y en consecuencia que promuevan el crecimiento económico y humanístico para lograr mayor equidad y prosperidad en la población hondureña. Estas aspiraciones se basan en la consolidación en el corto plazo, de un sistema educativo con garantía de calidad. Es indiscutible que en las políticas educativas deben verse planteadas.

 

Segundo aspecto. Calidad y equidad.

Para reducir la brecha existente entre calidad y equidad, se hace indispensable que las autoridades universitarias y los administradores del sistema terciario, nos enfoquemos en la tarea de repensar la oferta académica, la que según expertos del Banco Mundial, debe cumplir con tres aspectos fundamentales “la calidad, la diversidad y la equidad” y yo agregaría uno más: la pertinencia, a una época que avanza a pasos agigantados en los campos científicos y tecnológicos, a los que la educación aún no da alcance

Existen varias propuestas para que la calidad y equidad prevalezcan en el acceso a los diferentes niveles educativos. Por ejemplo, los países miembros de la Organización de la Naciones Unidas aprobaron la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Entre sus propósitos, incluye metas claramente definidas para disminuir la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, así como hacer frente al cambio climático y los fenómenos naturales que de este se desprenden. Se asegura que estos objetivos marcarán el paso de la agenda internacional de los próximos 13 años.

 

Tercer aspecto. 4 ejes fundamentales.

El Plan Estratégico Institucional de la UPNFM integra 4 ejes fundamentales: la docencia, la investigación, la extensión y vinculación social, y el de gestión y finanzas. Estos 4 ejes, fortalecidos por los objetivos estratégicos regionales y globales, le permitirán a la UPNFM continuar avanzando en el logro de sus objetivos en pro de la educación nacional.

Además, las universidades y en particular la nuestra, deben también incluir en sus planes estratégicos: la evaluación, el rediseño y desarrollo del currículo de las carreras universitarias, para que mantengan la pertinencia y la diversidad necesarias que permitan cubrir la demanda del sistema educativo y de la sociedad.

Debemos asegurar que tanto los rediseños curriculares como las nuevas propuestas de formación docente, a nivel de pregrado y postgrado, cumplan con los estándares e indicadores de calidad establecidos por la Agencia Nacional de Acreditación (SHACES) y por otras agencias regionales reconocidas por el Consejo Centroamericano de Acreditación de la Educación Superior (CCA). Ahora más que antes los procesos de internacionalización en las universidades se vuelven cada día más importantes, sumado a la visión global de una educación que se adapte al mundo, sin perder  por ello sus particularidades nacionales o regionales.

 

Cuarto aspecto. Internacionalización.

La Universidad Pedagógica continuará fortaleciendo este magnífico proceso de internacionalización que la ha convertido en una universidad cosmopolita que recibe y envía estudiantes, docentes, investigadores y administrativos a diferentes partes del mundo en una dinámica de actualización en las diferentes especialidades, de colaboración científica y de creación de conocimiento, lo que beneficia a nuestra comunidad académica al abrirse nuevas ventanas de oportunidades de formación y de pertenencia a redes globales de profesionales.

Los avances en materia del desarrollo institucional son y seguirán siendo posibles gracias al significativo apoyo que recibe esta universidad de parte del Estado hondureño, de países amigos y de los organismos internacionales de cooperación.

 

Quinto aspecto. Sentido regional.

La UPNFM es miembro activo y propositivo del Consejo de Educación Superior de Honduras, del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA), de la UDUAL, de la OUI, entidades que promueven líneas estratégicas de aseguramiento de la calidad en las tareas sustantivas que le competen a toda institución universitaria.   

Asimismo, la autoridades universitarias regionales, estamos generando condiciones propositivas y pertinentes para integrar el sistema universitario público, promoviendo el trabajo colaborativo entre las universidades, propiciando el abordaje de problemas tanto en el contexto nacional, como en el regional.

 

Sexto aspecto. Formación de Formadores.

Continuaremos desarrollando la formación de formadores con generaciones de relevo altamente preparadas y con la responsabilidad de realizar estudios de maestría y doctorado en la disciplina que se enseña, respaldado por la política de internacionalización en la que la UPNFM ha venido trabajando arduamente.

La eficiencia de los planes de estudio de esta universidad requieren del fortalecimiento del cuerpo docente la elevación de sus grados académicos y la creación de nuevos programas y proyectos que los impulsen a mejorar sustancialmente su práctica académica en los campos de la docencia y la ciencia.

 

Séptimo aspecto. Vida estudiantil.

Para nosotros es prioridad continuar con el desarrollo del área de vida estudiantil, para contribuir a la formación integral de los futuros profesionales que participarán con compromiso social en la transformación, desarrollo e integración de la sociedad hondureña y de la región centroamericana. Los estudiantes de la UPNFM forman parte de los Consejos y de las asociaciones en donde se toman decisiones cruciales para la vida universitaria. Sus ideas, reflexiones y posturas han sido siempre coherentes con nuestra realidad y a favor de la calidad educativa.

 

Octavo aspecto. Vinculación social.

Vincular la universidad con la sociedad y el Estado, es un trabajo constante de la UPNFM.  Pero para lograr esta integración y el trabajo conjunto en búsqueda de la solución de problemas comunes, debe hacerse en el marco del respeto, compromiso, solidaridad, tolerancia, liderazgo, transparencia y equidad; principios y valores que forman parte de nuestro quehacer.  Estos trabajos que se hacen explícitos en las tareas y proyectos que se emprenden para el logro de los objetivos institucionales de formación y perfeccionamiento docente requeridos por la sociedad, se manifiestan en el desarrollo de la investigación científica y en la potenciación de las ciencias humanas como base para la innovación en la formación de futuros profesores.

Estos valores se reflejan también en el conocimiento científico y en el capital cultural que se transfiere a la sociedad. En este sentido, no es fortuito que la UPNFM sea acreedora de premios por su transparencia administrativa, que sea poseedora de premios académicos, culturales y deportivos a nivel nacional e internacional.

 

Noveno aspecto. Revolución tecnológica.

La revolución tecnológica e industrial 4.0, la  tiene como motores: la inteligencia artificial y su descendiente la robótica. El impulso que trae es indetenible. Estos mecanismos inteligentes serán ahora los encargados de desarrollar las tareas que antes eran exclusivas del recurso humano especializado. Esta revolución no es un simple cambio tecnológico, es un cambio de filosofía y de estructura económica, por lo tanto se hace difícil prever hasta qué punto cambiará las vidas de nuestros hijos y de las generaciones posteriores.  

El objetivo de esta nueva revolución es lograr la automatización e interconexión de todas las unidades productivas de las empresas a nivel mundial. Pero hay dos variables que no pueden automatizarse, la creatividad y la innovación. Estas se constituyen en el desafío de las universidades para realizar cambios en sus roles de formación profesional y marcar la diferencia para que sus egresados sean altamente calificados y competitivos y a la vez socialmente activos y compenetrados con la humanidad.

 

Décimo aspecto. Cambio de paradigma.

Lo propicio es entonces, promover un cambio de paradigma educativo que mantenga a tono nuestra universidad y que coloque el desarrollo de la creatividad y la innovación como pilares de esta nueva etapa de la educación nacional y regional. Es aquí donde radica uno de los desafíos más grandes que enfrenta la educación hondureña. Educar para transformar es la clave, principio básico que orienta las acciones de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán.

En estos 10 aspectos he resumido el compromiso que la UPNFM mantiene con la educación nacional. Invito a la sociedad hondureña en general a apoyar los programas y proyectos que esta universidad tiene en todo el país y que son y serán la base para que nuestro pueblo mejore sus conocimientos, sus competencias y sobre todo, su pensamiento crítico y reflexivo sobre la realidad nacional.