ALARMA POR ALTOS ÍNDICES DE VIOLENCIA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS: OUDENI

Un informe presentado por el Observatorio Universitario de la Educación Nacional e Internacional (OUDENI) de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) revela el crecimiento de los índices de desigualdad social, violencia, acoso, robos, amenazas, presencia de pandillas cerca y en los centros educativos, inseguridad y venta de drogas a nivel nacional. 

 

Se trata del Monitoreo No. 2 al Sistema Educativo Hondureño denominado “Desigualdades sociales y educativas, Acoso escolar, Violencia en los entornos     educativos y Mapas sobre la calidad de la educación hondureña”, presentado en la UPNFM, un  estudio realizado en noviembre de 2017 con el apoyo de USAID y que pretendía medir los factores asociados al Rendimiento Académico.

 

La investigación incluyó la representación de directores departamentales, directores de centros educativos y estudiantes de cuarto, sexto y octavo grado de los 298 municipios de Honduras.

 

La muestra de estudiantes fue de 94,810 alumnos  y 2,390 docentes; en esta ocasión el Monitoreo incluye la presentación de tres boletines informativos que reflejan los principales problemas de seguridad, acoso y desigualdad que se vive en los centros educativos del país. 

 

El primer boletín señala que el quintil de menores ingresos de la población hondureña apenas alcanza 5.5 años de escolaridad, mientras que el quintil de mayores ingresos alcanza 10.7 años, pero la diferencia se vuelve abismal al comparar las competencias adquiridas en esos años de escolaridad.

 

Este documento plantea que a semejanza de América Latina, en Honduras los grupos étnicos minoritarios tienen problemas para acceder a la educación formal y sus tasas de analfabetismo son muy superiores en comparación del resto de la población nacional. 

 

El segundo boletín relata la situación de violencia en los Centros Educativos donde se cita que “el acoso entre estudiantes de educación básica muestra una situación crítica: Casi 4 de cada 10 encuestados afirman que “Otros estudiantes rompen, esconden o roban mis cosas”, 1 de cada 8 indican que “Otros estudiantes me obligan a hacer cosas que no quiero”, 1 de cada 20 señalan que “Otros estudiantes han tocado mis partes íntimas o han hecho cosas sexuales que no quería”, entre otros.

 

Este informe pone de manifiesto que en  1 de cada 7 centros educativos  han ingresado armas y que el departamento donde se presenta el mayor índice de estos casos es Atlántida seguido de Cortés. 

 

Además se informa que 1 de cada 5 docentes encuestados afirma haber sido amenazado por alumnos o familiares de estos y la mayor tasa de casos se reporta en Islas de la Bahía y Yoro. 

 

En el 35% de los centros educativos se han reportado casos de robos a docentes o estudiantes y el 9% de los docentes denuncia haber recibo agresiones por parte de estudiantes una o más veces. Es así como el informe pone de manifiesto que el “ambiente de trabajo para los docentes está seriamente deteriorado, por lo que es difícil desarrollar una labor exigente y rigurosa si el mismo contexto de violencia atenta contra su seguridad”. 

 

Los Directores de los centros educativos de nivel básico describen un panorama preocupante respecto a situaciones tales como ingreso de armas de fuego (3% de los casos a nivel nacional), ingreso de armas blancas (16%), docentes amenazados por sus estudiantes o familiares (18%), agresiones de estudiantes a docentes (9%) y robos a estudiantes o docentes en el centro educativo (35%).

 

El tercer boletín evidencia que la presencia de delincuentes y pandilleros en las cercanías de los centros educativos es muy frecuente (21% en rural y 40% en urbana), al igual que la venta de drogas en las cercanías (12% en áreas rurales y 19% en urbanas). Esta situación no solo afecta el desempeño interno de los centros educativos sino que constituye una grave amenaza para el futuro de los estudiantes en términos de drogadicción y de poder asumir conductas delictivas.

 

Bajo ese contexto el 47% de los estudiantes de Islas de la Bahía expresó sentirse inseguros en su propia escuela y el 58% de los alumnos a nivel nacional sienten inseguridad en el camino de su casa hasta los centros educativos.

 

La investigación revela que Atlántida es el departamento donde existe mayor venta de droga en las cercanías de los centros educativos y en Cortés es donde más se registra la comercialización de drogas en los centros educativos.

 

En el evento también se presentó un instrumento técnico pionero en la educación nacional, un avance de la página web del Observatorio que contiene valiosa información estadística e infografías de mapas con datos del sistema organizados desde una conceptualización de la calidad de la educación.

 

El OUDENI de la UPNFM tiene como finalidad recoger, sistematizar, analizar y proveer datos del sector de educación que contribuyan al mejoramiento continúo de la calidad de la educación, y dando cumplimiento a este propósito institucional, presentó el Monitoreo No. 2 al Sistema Educativo Hondureño.