EMBAJADA SALVADOREÑA Y UPNFM HONRAN A SAN ROMERO

En el marco de la canonización de San Óscar Arnulfo Romero, la Embajada de El Salvador acreditada en el país y la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) realizaron un acto para honrar al nuevo santo de Centroamérica.

 

El pueblo y Gobierno de El Salvador representado por su Embajada en Honduras, sostienen estrechos lazos de amistad con la UPNFM y bajo ese contexto en 2016 se inauguró La Plaza de los Derechos Humanos, un espacio del Campus Central de esta casa de estudios dedicado a la memoria del entonces Beato.

 

A San Romero se le conocía como “la voz de los sin voz, la voz de los desposeídos y campesinos” y de todos aquellos defensores de los derechos humanos, pues siempre luchó en contra de las injusticias. Su trayectoria histórica le permitió ganarse el cariño de los salvadoreños, por su carisma, entrega y servicio incondicional a favor de las mayorías.

 

Su legado histórico le permitió ser beatificado y el pasado 14 de octubre del 2018, elevado a la categoría de Santo por la Iglesia Católica luego de 38 años de espera, lo que llena de regocijo a la feligresía que profesa la fe y creencias de Romero.

 

San Romero fue asesinado un domingo 23 de marzo de 1980 cuando pronunció su última homilía, la cual fue considerada por algunos como su sentencia de muerte debido a la dureza de su denuncia: "en nombre de Dios y de este pueblo sufrido... les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios, CESE LA REPRESIÓN".

 

Para honrar el legado del máximo defensor de los derechos humanos de la región, autoridades universitarias, docentes, estudiantes, representantes de la Embajada de El Salvador en el país y diplomáticos de embajadas amigas, rindieron tributo a San Romero en el Campus Central de esta Alma Máter donde se ubica un busto que recuerda su fiel legado a favor de los más desposeídos.      

 

El acto fue presidido por el Rector Hermes Díaz y el Cónsul de El Salvador Francisco Escoto quienes destacaron el compromiso de ambas naciones por promover las enseñanzas de San Romero y velar por sus ideales para que las generaciones presentes y futuras conozcan su vida y obra.

 

El evento incluyó la colocación de una ofrenda floral en honor al mártir que desde ahora será el Santo de los centroamericanos y concluyó con una interpretación musical del tenor salvadoreño Mauricio Iglesias y el coro de niños del Centro de Innovación e Investigación Educativa (CIIE).